Torre Eiffel

Foto: joz

La Torre Eiffel fue construida para la Exposición Universal de 1889, celebrada en París con ocasión del primer centenario de la Revolución francesa. La idea que generó esta esbelta estructura era construir el edificio más alto del mundo, alcanzando los 1000 pies: 300 metros de altura.

Cuando sus colaboradores le expusieron la idea, enseñándole un primer boceto bastante desangelado, Gustave Eiffel, como buen ingeniero (uno de los más prestigiosos del mundo en ese momento) no mostró el menor interés por levantar semejante estructura sin utilidad práctica de ningún tipo. Pero cuando al cabo de unos meses le mostraron ya un diseño más avanzado, Eiffel intuyó sus posibilidades y volcó en él toda su energía y su buen hacer.

Levantada como construcción provisional, al igual que tantos edificios efímeros de las exposiciones universales, la torre debía ser destruida 20 años después de su inauguración. Sólo en el último momento, Gustave Eiffel consiguió que fuera preservada para la posteridad, gracias a un inesperado descubrimiento: su utilidad como antena de telecomunicaciones.

Algunas curiosidades

  • Dimensiones. Su altura inicial de 312 metros ha aumentado con la instalación de la actual antena de televisión hasta los 324 metros. Hay 1.665 peldaños hasta la cima. Fue el edificio más alto del mundo durante 40 años, hasta la construcción en Nueva York del edificio Chrisler (1930), y del Empire State al año siguiente. Hoy, la carrera por la altura alcanza ya los 828 metros (edificio Burj Khalifa en Dubái). La base de la Torre Eiffel forma un cuadrado de 129 metros de lado.
  • Peso. La estructura metálica pesa 7.300 toneladas y el peso total de la Torre supera las 10.000 toneladas.
  • Número de piezas. La Torre se compone de 18.000 piezas (ensambladas con 2,5 millones de remaches), para las cuales se emplearon 3.600 planos de fabricación y 700 planos de montaje.
  • Tiempo de construcción. Comenzó el 26 de enero de 1887 y terminó el 31 de marzo de 1889, un mes antes de la Exposición Universal. Algo más de dos años: 5 meses para la construcción de los cimientos y 21 para el montaje metálico.
  • Pintura. La torre se pinta entera cada 7 años, empleando en ello 50 toneladas de pintura y 25.000 horas de trabajo.
  • Afluencia de turistas. La Torre es uno de los monumentos más visitados del mundo, con 7 millones de visitantes anuales, superado solo por Notre Dame de París, la Gran Muralla china y la Opera de Sidney. A finales del siglo XIX la visitaban ya 200.000 personas cada año.

En esta imagen se ve el comienzo de las labores de cimentación por parte de los cavadores y albañiles, empleando los rudimentarios medios de la época. Al fondo de la explanada, se entrevé la silueta de la Escuela Militar entre la bruma.

Iluminación de la torre

Desde su inauguración, la torre ha lucido diversos sistemas.

  • El más llamativo fue el que funcionó entre 1925 y 1934 con las letras de la empresa Citroën.
  • De 1958 a 1985 se iluminó con más de 1.000 proyectores hundidos en la explanada que rodea la torre, pero los focos deslumbraban al público y aportaban al monumento un aspecto poco vistoso.
  • El sistema actual se inauguró en 1985 y consta de 336 proyectores de luz dorada instalados dentro de la estructura para realzarla.

Faro y destellos. En el año 2000 a este sistema se añadieron 20.000 bombillas que emiten destellos y un potente foco de doble haz situado en la cima, que alcanza hasta 80 Km, y recuerda el que instaló Gustave Eiffel para la Exposición Universal. Este nuevo sistema de luces suplementarias se estrenó para entrar en el nuevo milenio, a medianoche del 31 de diciembre de 1999.

Todas las noches, los primeros cinco minutos de cada hora se activan las luces centelleantes y el foco que ilumina la ciudad. Este pequeño espectáculo se repite por última vez a la 1 de la madrugada, pero en esta ocasión se apagan las luces ordinarias y durante 10 minutos permanecen encendidos solo los destellos.

Información práctica

Para llegar a la segunda planta de la Torre (a 116 metros de altura) hay 2 modalidades de acceso: por las escaleras o en ascensor. Si escoge la primera opción, tenga en cuenta que deberá subir 700 peldaños, el equivalente a unos 40 pisos. El billete para subir por las escaleras no se vende on-line, sino solo en las taquillas de la Torre (con lo que supone debido a las interminables colas de entrada).

Desde la segunda planta hasta la cima se sube solo en ascensor. Si piensa subir a la cima abríguese bien aunque sea verano, porque siempre suele hacer viento.

Tarifas

Para adultos:

  • 2ª planta (por escaleras): 10,20€
  • 2ª planta en ascensor: 16,30€
  • Cima (escaleras+ascensor): 19,40€ (=10,20 + 9,20)
  • Cima (ascensor): 25,50€ (=16,30 + 9,20)

Para jóvenes 12-24 años (la mitad):

  • 2ª planta escaleras: 5,10€
  • 2ª planta en ascensor: 8,10€
  • Cima (escaleras+ascensor): 9,70€
  • Cima en ascensor: 12,70€

Para niños 4-11 años (la mitad de la mitad):

  • 2ª planta escaleras: 2,50€
  • 2ª planta en ascensor: 4,10€
  • Cima (escaleras+ascensor): 4,90€
  • Cima en ascensor: 6,40€

La tarifa de niño se aplica también para personas con discapacidad.

Horarios

La Torre Eiffel está abierta todos los días del año, con este horario:

En verano (14 junio - 31 agosto): 9,00 a 0,45 h.

Resto del año:

  • En ascensor: 9,30 a 23,45
  • Por escaleras: 9,30 a 18,30

El último acceso se permite hasta 30-45 min. antes (si se va al 2º piso), y hasta 1 h 45 min. antes si va a la cima. La evacuación de las plantas comienza 30-45 minutos antes de la hora de cierre.

Comprar el billete on-line para evitar las colas

Para reducir el tiempo de espera en las interminables colas que se forman a la entrada del monumento, lo mejor es comprar las entradas on-line en la página oficial. Este es el sitio: ticket.toureiffel.fr

Hay que seleccionar una fecha concreta, la hora de visita y el número de entradas deseadas. Luego, antes de proceder al pago, es necesario registrarse. Cuando hayas terminado, debes imprimir el billete en la impresora de casa o descargarlo en el móvil.

El billete impreso es válido si el nivel de impresión es bueno. Se debe distinguir el nombre del comprador y los datos de compra, pero sobre todo el código de barras y el número. En el móvil, si el código de barras se ve bien, el billete es válido.

Presentarse en la Torre Eiffel: el día señalado, preséntate en la entrada de la Torre con cierta antelación para evitar disgustos. Más allá de la hora indicada en la reserva, el billete perderá su vigencia. Hay filas de acceso especiales para los visitantes que ya tienen billete.

Normas de visita

Sentido de la visita. La visita a la Torre debe realizarse comenzando el recorrido por la planta más elevada. Los que vayan hasta la cima cambiarán de ascensor en la 2ª planta para llegar hasta arriba, y podrán visitarán el resto de las plantas en la bajada. Los que van a la 2ª planta, podrán visitar la 1ª de bajada.

Elementos que no se pueden introducir en el monumento. Está prohibido acceder a la Torre con mochilas o paquetes pesados o voluminosos, cochecitos de niño no plegables, animales (excepto perros de ciegos) y latas de bebidas. Tampoco se puede introducir comida abundante (a discreción del personal de control). ¡Atención! En el monumento no existe ningún lugar o consigna donde guardar estos objetos durante la visita.

Actividades prohibidas. Está prohibido fumar, comer o beber fuera de los lugares dedicados para ello, escupir en el suelo o por encima de las barandillas, y abandonar objetos personales aunque sea un momento.

Monumentos cercanos

Junto a la Torre Eiffel se encuentran algunos monumentos y zonas de interés. Dos de ellos están muy relacionados con la propia Torre, como la Escuela Militar y el Trocadero.

1. La Escuela Militar domina, con su silueta, la explanada del Campo de Marte, en el extremo opuesto a la Torre Eiffel, presentando un panorama similar a la gran fachada de los Inválidos, que también domina una extensa explanada. Fue construida en el siglo XVIII, durante el reinado de Luis XV, y en ella se formaban los mandos militares de Francia, razón por la cual la explanada recibe el nombre de Campo de Marte (dios de la guerra), porque era empleada para ejercicios militares. Su alumno más famoso fue sin duda Napoleón Bonaparte.

2. El Trocadero se encuentra al otro lado del río, su terraza es célebre porque desde ella se obtienen algunas de las mejores fotos de la Torre Eiffel. El actual palacio (llamado de Chaillot) fue construido para la Exposición de 1937, y sustituyó al antiguo Palacio del Trocadero, que había sido construido a su vez para la Exposición Universal anterior a la de la Torre Eiffel: la de 1878.

Son interesantes también los jardines del Trocadero, cuyo elemento más espectacular es la fuente de Varsovia, provista de imponentes cañones de agua. Son especialmente vistosos durante las noches de verano gracias a la iluminación.

Otros monumentos de interés cercanos a la Torre son:

  • El Museo del Quai Branly está dedicado a las artes de Africa, Asia y Oceanía. Se encuentra ubicado en un moderno edificio, muy vistoso, inaugurado en el año 2006 por el presidente Jacques Chirac, cuyo nombre lleva también el museo, junto al del muelle Branly (el quai Branly) por el que es más conocido. Más información en: www.quaibranly.fr
  • Casa de la cultura de Japón (Maison de la culture du Japon à Paris). Ubicado en un moderno edificio acristalado, este centro permite sumergirse en la cultura japonesa. Tienen multitud de actividades (cursos, exposiciones, talleres) y el personal es muy amable. La entrada es gratuita, pero las actividades de pago. Más información en: www.mcjp.fr

Galería de imágenes

moto